viernes, 28 de julio de 2017

En la casa de Mixcoac

Esta anécdota me sucedió en México D.F. (ahora CDMX) hace unos 4-5 años aproximadamente, yo vivía a un par de cuadras del metro Mixcoac, en la calle de Chilpa, mi calle era una cerrada que daba al periférico, seguramente algunos ya la habrán ubicado por todo esto que he dicho. Pues bien la casa en la que vivía era un dúplex, la parte de abajo la rentaban unos chicos que se dedicaban a la venta de plantas y la realización de conceptos, ¿quieres un jardín japonés o una jungla brasileña en tu casa? ellos son los indicados, después de este comercial, pues les explico que el patio común de las dos casas siempre estaba lleno de plantas con solo un pasillo para pasar y nada más, nosotros vivíamos arriba, mi Roomie y yo, él es el tipo bonachón al que pocas veces algo le intimida, pues bien una noche después de llegar a casa, comencé a sentir que alguien o algo me observaba desde el patio, les debo decir que no era un gran patio pero si cabrían un par de autos, esa noche el patio se percibía mas obscuro de lo habitual, y la luz de la casa parecía no tocar el piso del patio, es muy loco pero era como si la obscuridad se comiera la luz que se emitía desde nuestra casa, pues bien mi Roomie llegó y yo no podía sacudirme la sensación de ser observado, pero obviamente si hubiera alguien abajo él o yo lo hubiéramos notado ya que por las noches los chicos que usaban la parte de abajo como oficinas pues cerraban y no había nadie, yo estaba un poco inquieto pero decidí pensar que era cosa mía y que seguramente era producto del café que había tomado. 

Justamente en ese momento mi Roomie me dijo que iba a ir al seven por un café y pan, que si quería algo, le dije que mas bien no tenía ganas de salir pero que si se me antojaba un café, justo en la puerta y para bajar la escalera hacia el patio, él se quedó inmóvil, me miró y me dijo - Oye, ¿no estás sintiendo algo raro? - yo para aligerar la atmósfera que se generó le dije algo así como - ¿el amor en el aire? - y me dijo - no wey, se siente algo raro, como si alguien estuviera abajo - a lo que yo asentí y le comenté que desde que había llegado, una media hora antes que él, sentí algo raro y que incluso sentía una mirada como si alguien me observara desde el patio, ambos estábamos en la puerta del departamento intentando ver hacia abajo y parecía que ni La Luz de la calle ni la de nuestras ventanas lograban iluminar un poco, hicimos unas bromas sobre si sería un animal, o algo, a lo que le dije que quizás era un "algo", después caímos en cuenta que no se escuchaba nada, y viviendo junto al periférico el no tener ruidos es algo impensable, pues bien parecía que estábamos en una burbuja de irrealidad, donde el patio era como una especie de sitio donde no había luz ni sonido. Después mi Roomie que no era precisamente miedoso ni creyente, me dijo que mejor se hacía el café en casa y que no iba a salir...
En el patio se veían sombras que al principio yo pensé que eran palmeras o algo similar pues como les dije, no era raro encontrar todo tipo de plantas las cuales llevaban y traían. Pero en las esquinas ví unas sombras que yo pensé que eran palmeras, no pude vislumbrar mas, nos metimos a la casa e intentamos no pensar en lo que habíamos experimentado, aunque se sentía algo de frío en la casa, un frío raro pero tomando café, viendo replays online y platicando de otras cosas movimos nuestro pensamiento a otras frecuencias intentando no pensar en lo que había en el patio.

Al día siguiente por la mañana me asomé al patio y curiosamente no había plantas altas, nada de palmeras, nada de palmas, nada de arbustos, el patio ahora estaba como muy iluminado. Mi Roomie y yo nos percatamos del cambio y pues nadie hizo mas comentario, cada quien se fue a trabajar.

En esa casa una ocasión un amigo que se quedó a dormir me dijo que vio a alguien parado afuera de la ventana de mi habitación, yo le dije que estaba imaginando cosas, pero le dio tal miedo que se levantó a encender La Luz, se asomó al pasillo y al no ver a nadie me dijo que ahí había alguien, yo también había visto una silueta pero ni modo de hacer escándalo, era mi casa y si me salía ¿a donde me iba a ir a dormir? aparte yo siempre les digo a los espíritus que si es conmigo el rollo que se manifiesten y que si no me dejen en paz, hasta ahora ninguno se ha manifestado, pues bien, mi amigo fue al baño y al entrar a mi habitación y al apagar las luces, se veía nuevamente la silueta, yo le dije que probablemente era un juego de sombras (aunque no había nada que hiciera sombras de ese modo) y de repente se comenzó a sentir una inquietud, como cuando tienes un ataque de ansiedad, mi amigo quería llorar y ahí fue cuando me pregunté si de plano yo era un insensible o él era muy perceptivo, ambas cosas o de plano el fenómeno estaba muy denso y en un momento: ¡puff! se dejó de ver la sombra en la cortina de la ventana, les digo que era la sombra de alguien muy bien definida, nada de cosas borrosas ni nada por el estilo, era una sombra bastante bien definida, el malestar se nos pasó a ambos e incluso se sintió un poco de calor, como si hubiéramos estado con la temperatura baja. Yo solo atiné a ir por unas chelas y a decirle que era para el susto y tratar de convencerlo que no había sucedido nada, aunque es curioso como cada uno experimenta de forma diferente las cosas, obviamente ese amigo nunca se volvió a quedar en mi casa y a todo mundo les decía que en mi casa espantaban.

Pues esas son un par de experiencias que me sucedieron en la casa de Mixcoac.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina!