viernes, 7 de julio de 2017

Brujos reales

A continuación contare una relato, que en si no da miedo, sino que es un poco intrigante y poco creíble..pero créanme que sucedió y quisiera que tu, diera su opinión al respecto.

La verdad siempre que cuento esta historia, me vienen lagrimas a los ojos, por que fue una etapa muy dura y difícil en mi vida y en la de mi familia.

Todo empezó cuando yo tenia escasos 7 meses de nacido, tenia a una señora que me cuidaba ya que mi mama trabajaba y mi hermana mayor ya estaba en edad de ir a guardería. cierto día que la señora me estaba cuidando, decidió salir al patio a lavar un poco de ropa y me dejo dormido en una cama que estaba pegada a la pared de lo que fue algún día mi cuarto (la cama estaba enorme "king size") la señora cuenta que al volver a entrar a la casa y dirigirse al cuarto donde me encontraba dormido, se llevo una sorpresa enorme al ver a un hombre recostado en la cama, fue mas su sorpresa al ver que el hombre era totalmente negro (no es comentario racista, me refiero a que no tenia rostro ni nada, solo era un bulto negro en forma de hombre) y era enorme (colgaban sus pies de la cama), la señora con todo el miedo del mundo se acerco lo mas silenciosamente que puedo y me tomo en brazos para así salir corriendo fuera la casa.

Mi mama llego algunas horas después, y al ingresar a la casa se dio cuenta que no había nadie y se le hizo extraño, al ver la puerta del pasillo abierta fue al patio y encontró a la señora echa volita en una esquina temblando y conmigo en los brazos, mi madre le pregunto que hacia ahí, y la señora le contó lo sucedido, al pensar que podía ser un ladrón, mi madre llamo a los vecinos y estos revisaron la casa sin encontrar nada fuera de lugar.

Así pasaron 2 años sin nada fuera de lo normal, y un tiempo estuvo viviendo mi bisabuelo (Q.E.P.D) con nosotros, ya que le amputarían una pierna, una tarde a la hora de la comer mi bisabuelo le pregunto a mi papa que si que estaba haciendo en la madrugada caminando por la casa, a lo que mi papa se sorprendió y le contesto que no era posible ya que el acababa de llegar de trabajar ya que le toco el turno nocturno.

Así pasaron algunos años, y todo quedo en el olvido..nadie volvió a ver al extraño hombre, pero empezó a ocurrir algo raro.

Toda mi infancia (que para mi fue desde el momento que empece a caminar hasta los 9 años) fue muy normal, jugaba todo el tiempo con mis amigos, corría como liebre y tenia todas las energías del mundo, cuando iba a cumplir 9 años, deje de salir, quería estar todo el tiempo acostado, no quería hacer nada, varias veces al ir caminando, simplemente perdía las fuerzas y me caía sin poder meter siquiera las manos.
mis papas muy asustados me llevaron a un hospital, los doctores decían que no tenia nada malo, que quizás era algo mio para llamar la atención, me tuvieron en observación por 2 meses (tenia que visitar el hospital 2 veces por semana) mis papas al no tener respuesta por parte de los médicos, decidieron buscar una segunda opinión (curandero) nunca habíamos visto a este hombre, lo primero que nos pidió al visitarlo, fue un croquis de la casa donde vivíamos y que dibujáramos todo lo que había en ella, al ver este dibujo el hombre, señalo directo a la cama donde yo dormía y nos dijo que ahí había algo que hacia mal a la familia, fue algo muy raro por que el no conocía donde dormía yo ni nada por el estilo.
mis papas le platicaron la situación, y este hombre les dijo que podía "ser un espíritu que se alimentaba de mi energía" algo así, y les recomendó cambiar los muebles de lugar. Así lo hicieron mis papas, pero justo una semana después de cambiar los muebles, empeore dramáticamente y fui a dar directo al hospital, dure 3 meses internado sin poderme levantar de la cama, para todo me tenían que cargar.

Al salir del hospital, me dijeron mis papas que viviría un tiempo con el abuelo, y así fue, yo seguía en silla de ruedas y sin poder levantarme, dure 7 meses y medio sin poderme sostenerme de pie, pero poco a poco fui superando todo y recuperando fuerzas, hoy en día puedo caminar y correr sin problemas, practico cualquier tipo de deporte, no tengo la fuerza que debería de tener a mi edad (19 años) pero estoy ganándola poco a poco (déjenme mencionarles que desde que viví con mi abuelo, jamas volví a mi antigua casa ya que nos mudamos)

En el hospital, JAMAS me dieron un diagnostico, pero me recetaron algunas pastillas fuertes, y las tomo desde entonces ( hasta hace 4 mese deje de tomarlas por decisión mía) y me siento bien.

No se si estoy recuperando fuerzas por las pastillas o por el simple echo de alejarme de mi antigua casa.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina!