martes, 10 de enero de 2017

Toñita y el reencuentro 3

Regresamos al día siguiente lo primero era ver que teníamos en las cámaras y en el sonido, cual fue nuestra sorpresa que no encontramos ninguna cámara, ni ninguna grabadora de sonido. Pusimos la escalera para buscar la última cámara, y si ahí estaba, aunque en mal estado, rota, golpeada. Nos dirigimos a la casa del señor para ver si el sabía algo, en la entrada nos encontramos con una mujer mayor, la saludamos y preguntamos por el señor, la señora sonrió y dijo –No no no, aun es temprano, no creo que este despierto, saben, es muy flojito, pero voy a ver si ya está despierto, esperen aquí. Para esto era casi medio día, así que en lo que salía, nos sentamos en una mesa de madera que había afuera, y trate de obtener cualquier cosa que se hubiera guardado en la memoria de la cámara. Eran alrededor de las 12:45 y nadie salía, estábamos tan entretenidos en lo que hacíamos, algunos hacían el plan de ingreso, otros sacábamos la información del lugar y algunos otros platicaban con el padre y los acompañantes, que se veían nerviosos. Al ver la hora decidimos tocar, el señor se asomo desde una ventana y nos dijo que en seguía bajaba. Cuando salió nos saludos, nos ofreció como siempre algo de tomar, y nos pregunto si estábamos listos, por supuesto le preguntamos por que nos había dejado ahí tanto tiempo, pues ya tenía casi una hora que la señora había entrado a avisarle. El señor se quedo con una mirada de extrañeza, -De que hablan? ¿Cuál señora? Después de describir a la señora, y platicarle lo sucedido, no nos quiso creer, y dijo que le queríamos jugar una broma.

Alfin logramos obtener la grabación, así que decidimos analizarla, mientras hacíamos esto, los demás compañeros decidieron ir a recorrer el lugar, para que nuestros invitados pudieran ver si veían algo entre el bosque, o percibían algo. El video corría pacíficamente, pero a eso de las 4 am, comenzó a crearse una estática en el video, entre la estática se podía ver a una sombra que se movía a una velocidad asombrosa, de hecho tuvimos que retroceder y poner el video lo más lento que se podía para poder observar como la sombra se movía justo entre los lugares donde habíamos colocado las cámaras. Al fin se acerco a la ultima, la que dejo destruida, no pudimos distinguir que era, en la velocidad más lenta, se logra distinguir una mano que movía hacia la lente de la cámara, pero justo cuando la iba a tomar, en el fondo se logra percibir un chiflido, en ese momento todos brincamos, pues seguido de este chiflido a lo lejos se escucha justo frente a la cámara un grito horrible, agudísimo GGGGGGIIIIIIAAAAAAAAA!!!! Y en eso se corta la imagen. Esta
vez no fue solo el señor, todos nos fuimos a sobarle la pansa al buda, pues la verdad el grito nos puso muy nerviosos a todos.

--Les relatare mientras lo que paso con el otro equipo, según recuerdo como me lo contaron, yo no estuve presente— El otro equipo decidió introducirse al bosque alrededor de la casa, y en el puente que conecta a esta, las tres personas se pusieron nerviosas, dijeron que había alguien en la puerta dela casa, era una mujer, canosa, vestía un vestido largo, como de seda verdad, y los estaba viendo fijamente, Una de los invitados les dijo que el puente tenía algo raro que no podía ver nada, pero que ella sentía algo en el, algo peligros. Algunos compañeros realizaron pruebas en el inicio del puente, y las lecturas mostraban un campo magnético alto, para asegurarse de esta prueba, uno de ellos se paro en el centro del puente, y saco un brújula… En efecto, la brújula giraba como loca, como si tuviera un imán debajo de ella, al salir del puente, la brújula se estabilizaba. Mientras ellos hacían estas pruebas, la anciana seguía ahí viéndolos, cuando uno de los invitados decidió adentrarse más dicen que la anciana camino hacia ellos, moviendo las dos manos, como indicando, que no fuera, que se detuvieran. A la mitad del puente se detuvieron se tomaron los tres de la mano, y voltearon a ver a nuestros compañeros mientras les decían – ¿No los escuchan? Son niños, están llorando. Ellos describen el llanto de los niños como de dolor, y eran varios. En ese momento nosotros esperábamos el regreso de ellos, para seguir con el plan de ingreso, pero muy cerca de ahí volvemos a escuchar el grito GGGGIIIAAAAAA!!!! Yo creo que la estatua de buda que tenía este señor, no tenía las suficientes manos para tomos los que corrimos dentro de la casa en ese momento. Ellos relatan que después de escuchar el grito, hubo un flashazo frente a ellos, los invitados relatan que no vieron que fue, pero que lo que hubiera sido, se llevo a esa mujer.

Regresaron a la casa, y les comentamos lo que vimos, por supuesto que lo vieron, al mismo tiempo ellos nos relataron lo ocurrido. Decidimos entrar a la casa igual que la vez pasada, nuestro plan era entrar tomar fotos rápidamente de las primeras habitaciones, que en este caso es la cocina, el pasillo, que pasa por el sótano, el comedor, y un pequeño armario que hay, de ahí en fuera no conocíamos más, pero por el momento debíamos ver que aparecía a la entrada. Así que así fue, nos dirigimos a la casa por el mismo drenaje que la vez pasada, y llegamos al patio trasero, nuestros invitados se quedaron mirando hacia adentro, por una ventana en la cocina, y nos dijeron, no es buena idea, (los tres al mismo tiempo) lo mejor será buscar una protección para este lugar, ya nos están esperando. ¿Quién? Preguntamos. Ella , respondieron. Además debemos evitar la entrada por este jardín, hay mucha energía en este lugar, es como activar una alarma, ellos ya saben que estamos aquí, La chica nos dijo- si, saben que estamos aquí, y lo peor es que no nos pueden ayudar. Sin embargo el sacerdote dijo no sentir nada, y tomo su biblia y dijo, al entrar comenzare la lectura de un salmo. Los invitados retrocedieron, al abrir la puerta el sacerdote entro muy macho, en ese momento se suelta una viento horrible, y le arrebata la biblia dentro de la casa, del fondo de la oscuridad del pasillo sale una mujer, si esa mujer…. Tenía los ojos cerrados, como si se los hubieran cosido, estoy seguro que todos, pero yo me aterre al ver esa cosa de nuevo, y creo que fui el primero en salir corriendo, atrás de mi, el sacerdote, y delante de nosotros ya nos traían ventaja, nuestros invitados, atrás todo el equipo, corríamos mientras gritábamos, la cosa esa no nos siguió más allá del jardín. Bien estaba clarísimo que estos invitados si tenían experiencia tratando con energías, y más claro aún que debíamos hacerles caso, y mucho más claro que esto estaba que debíamos buscar como entrar, de tal forma que no nos pudiera tocar. Por supuesto nuestra idea llego rápidamente a la mente de todos, nuestro famoso ojo que todo lo ve, El sacerdote mientras tanto saco otra biblia de un maleta que había dejado en la camioneta, y agua bendita, y dijo estar listo, pero por el momento retrasaríamos la visita, regresamos con el señor para pedirle liquido, y azúcar, mucha azúcar. Cuando entramos a su casa, en una mesa en la sala, tenía la foto de una mujer y él, la mujer era la anciana que nos había recibido ese día!!! Y no solo eso, además era la anciana que nuestros invitados habían visto al final del puente. Decidimos no decir nada, y acelerar el proceso, así que nuestra idea era entrar al día siguiente.

Pues bien, les dejo la tercera parte, ¿Te ha gustado hasta ahora?
 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina!