martes, 1 de noviembre de 2016

Edificio Infonavit embrujado parte 3

Nos disponíamos a salir, cuando nos entregaron las fotos del laboratorio, no revelaban gran cosa, en muchas paredes nos encontramos con palabras, como “quieres jugar”? “jijiji”… Según el sujeto que contratamos, al cual me referiré como brujo, decía que por las fotos, podía deducir que era un espíritu vengativo o juguetón… 

Llegamos al edificio D, cuando abrimos el departamento, nos encontramos con que todas las paredes estaban pintadas, y el rastro de sangre ya no estaba, un excelente decorado. Según el brujo decía sentir algo, pero no podía detectar que quería, repentinamente, comenzó a sacudirse, la verdad mi expresión fue, por favor, esto se ve muy barato. Recorrió el departamento, que no es nada grande, cuando al cuarto en donde terminaba el rastro anterior, pidió entrar solo, y vaya que se tardo, podíamos escuchar como hablaba, pero nada más. Después de un rato salió y nos dijo que era un espíritu posesivo, y al mismo tiempo, protector, pero que estaba molesto, pues alguien había robado toda su colección de ropa interior. Vaya broma… no solo es posesivo, protector, si no pervertido, para mi había sido el peor de los gastos en ese sujeto, pero bueno.

Seguimos indagando un poco, antes de entregar el reporte para solicitar el apoyo del clero, teníamos que identificar que era, pues el clero es muy payasito, si no les das punto y seña, estas mintiendo, alucinas o cualquier cosa que se les ocurra. Haciendo mal uso de los recursos  encontramos a la madre, viviendo en otros apartamento de interés social. Cuando hablamos con ella, nos dijo que era su culpa que su hijo fuera así, que nunca tuvo tiempo para él, pues trabajaba todo el día, le faltaba atención, y la falta de atención siempre lleva a malas compañías, dijo que el muchacho estaba en tratamiento psicológico ante el DIF, pero nunca nos dijo porque motivos, en realidad no quiso tocar mucho el tema, nos explico que su hijo jugo la ouija una noche que ella trabajo en la noche, con un grupo de amigos, desde ese día las cosas cambiaron en los edificios cosas extrañas pasaban. Así nos dimos a la tarea de localizar a los amigos, dos de ellas mujeres, y bastante guapas. En realidad para ellos ya era historia pasada, un momento de diversión y ya, pues a ellos nunca les paso nada malo. Resulta que esa noche se pusieron a platicar con alguien que se hizo llamar Charlie, que muy desde el inicio del juego les hablo mucho de sexo (el que hambre tiene en pan piensa…) . Resulta que durante el juego, el tal Charlie les pidió hacer “cositas”, todo inicio con besos, pero fue incrementándose, hasta pedirles a todos que se quitaran lo ropa interior y besaran más que los labios, por supuesto todo era muy divertido mientras le hacíamos caso, dijeron, pero si no hacíamos algo que quería, nos amenazaba con la muerte. En cuanto al muchacho nos dijeron que era raro, bisexual, (estaba más que claro), pero muy amigable, pero tenía muchos problemas en la escuela con otros chichos. Unos días antes de morir tuvo un problema muy grave con el hermano de un niño a quien molesto, dijeron que el hermano estaba armado, además el chico era pervertido, pues confirmaron lo que ya sabíamos, disfrutaba acosando a las chicas, cortando sus faldas, y según una de sus amigas, tocando más de lo debido, pues no siempre les tocaba el pecho o los glúteos.

Y así se re abrió un caso cerrado hace años, pero bueno, como está más que claro con las leyes de México, ya era más que imposible hacer algo contra alguien si se demostraba que lo había matado, lo cual claro estaba más difícil.

Pues bien estábamos tratando con Charlie, un espíritu cachondo, o fue padrote cuando vivía, y un chamaco problema, que para colmo tenía los mismos gustos que el tal Charlie. Con esto llenamos el reporte, y lo entregamos y el clero tomo el caso. Y si creen que el gobierno esconde cosas, bueno el clero le dice quítate que ahí te voy. Enviaron un sacerdote que conocemos, nos dijo que ni era Charlie ni era el chavo, que habían encontrado algo diferente, que se hizo llamar así, resulta que con el juego y lo que hicieron los chavos liberaron algo más grande que un espíritu, pero nunca nos dijo que, ni un nombre, ni nada. El caso se cerró de nuevo, pues por supuesto nunca encontramos pruebas que nos señalaran que el hermano de este chico lo había matado.

Este caso es más parecido a los que conté al principio, como que ya son más tipo suspenso, jeje. En los próximos días les relatare otro que tuvo que ver con demonología, esto fue en puebla, no tan fuerte como el de la familia, pero bueno ya juzgaran, y algunas cosas que nos platica la iglesia católica y la cristiana de esto. Creo que este relato fue para niños a comparación de los otros, pero no dejo de ser interesante lo que ocurrió, aunque quedo en la etapa sin resolver, pues nunca supimos que había ahí, además nunca tuvimos pruebas, o pudimos ligar los acontecimientos todo estuvo raro.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina!