sábado, 8 de octubre de 2016

Sucesos paranormales en puebla FINAL

Saludos, aquí la sexta parte:

Pues bien la puerta no abría, lo primero que hicimos fue movernos al centro que habíamos adaptado como de operaciones, para nuestra suerte, hicimos un muy buen trabajo, y el lugar se encontraba bien, incluso el equipo que teníamos ahí. Las cosas habían cambiado mucho, en el segundo piso las luces parpadeaban, y extrañamente era la mañana, pero cada vez que parpadeaba se formaba una oscuridad muy profunda, además cada parpadeo en la puerta que daba a la recamara del matrimonio se observaba a una mujer vestía una bata blanca, y estaba parada en la entrada de la habitación, sin embargo el marco superior tapaba su rostro. 

Bien el plan era salir de ahí, pero para esto llegamos a la conclusión que teníamos que investigar a que nos enfrentábamos, mientras decidíamos como iniciar, pudimos observar por uno de los ventanales hacia el jardín, y ahí estaba, el jardinero barriendo las hojas, y regando las plantas, pero entre las plantas pudimos percibir que había muchas que ya estaban secas, tratamos de hacer contacto con este ente que se mostraba, pero nunca logramos obtener su atención, caminamos hacia otro ventanal que daba hacia el portón, y también pudimos observar al portero, estaba sentado a un lado de la reja, leyendo un periódico, y fuera de la reja, ahí observamos a la familia que tanto buscamos, el antiguo dueño del lugar y a su familia. Aunque de lejos, pues la reja si está un poco retirada, con ayuda de las cámaras, la cara del niño se veía como asustado, pero al mismo tiempo tenía un gesto de coraje y enojo, a la madre le tapaba la cara un sombrero blanco que usaba, mientras el padre tenía un gesto serio. 

Después de ver estas apariciones, recordamos que una nos había dado un regalo, el rosario, el cual vestimos de inmediato, desde que no lo pusimos, sentimos un aire de alivió, como que el ambiente de la casa era menos denso, sin embargo seguíamos viendo al jardinero y al portero, la familia ya no estaba en la reja. Mientras decidíamos como movernos alrededor del lugar, un compañero nos hace notar algo en una cámara, la cámara de las caballerizas, había dos personas ahí. Nos acercamos a ver la pantalla, y eran dos hombres que estaban peinando a un caballo, pero cabe mencionar que el caballo tenía un tamaño realmente grande, además de alto, muy alto. Repentinamente el caballo cambio de actitud y se puso agresivo, comenzó a atacar a las personas que lo cepillaban, y salió corriendo de las caballerizas.

Después de un rato de buscar por las cámaras y no encontrar rastro del caballo, decidimos mandar a los que tenían rosario al segundo piso, mientras que los menos protegidos, se mantendrían buscando lo más cercano posible al cuarto adaptado. Tomamos las escaleras y comenzamos a subir, debo decir que la oscuridad en verdad era profunda, para la hora del día y la cantidad de ventanas que había, llegamos al segundo piso, y comenzamos a escuchar sollozos, pero también escuchamos susurros, perecía como si estuvieran entonando un cantico, en un idioma diferente. Tomamos fotos del pasillo, caminamos hacia la habitación principal, justo cuando llegamos a ella, la mujer ya no estaba, entramos, la habitación era un desorden, todo estaba regado por todos lados, la cama volteada, y el espejo roto, de igual forma por toda la pared, se encontraban las mismas palabras con la misma letra que vimos en el vestíbulo. Nuestro compañero paranormal, realizo una serie de rezos con una vela, cuando el comenzó a rezar, los canticos cesaron, recorrimos con la vela hasta el baño, cuando escuchamos como alguien venía atrás, por supuesto con el parpadeo de las luces y la oscuridad que se formaba, no vimos nada. Entramos al baño, el cual tenía las mismas condiciones en que lo dejamos, seguimos nuestro recorrido, justo antes de alcanzar las escaleras una vez más alguien estaba detrás, al voltear, nos topamos con la señora que nos había dado los rosarios, sonríe y en uno de los parpadeos ya no estaba!!!!!

Bajamos para ver que tenían ellos, cuando escuchamos un grito de un compañero, fuimos hasta donde estaba, estaba paralizado frente a una ventana de la cocina, ahí estaba afuera el caballo, era negro, muy grande, el hocico nos impacto muchísimo, era muy largo. Rondaba el patio, y se detuvo frente a la ventana por donde lo veíamos, estaba de perfil, detrás de él se vio una mujer, logramos captar sus ojos con la cámara, tenía los parpados cocidos, sin embargo en la grabación parecería que nos veía. 

Nos fuimos a nuestro pequeño centro de operaciones, nuestra teoría era que algo dentro de la casa no permitía que eso entrara, pero al mismo tiempo ya existía otra parecencia que aterrorizaba a lo que nos protegía. Comenzamos a idear un plan para salir del lugar, por medio de imágenes que ya conocíamos daban resultado, círculos, y otras cosas cuando repentinamente tiraron la puerta. Entraron varios agentes de la policía, y nos sacaron. Tomamos rápidamente los que pudimos de los videos, y las cámaras, y salimos.

Cuando se revelo el material, las fotos mostraron en la habitación a una mujer en bata, pero detrás de ella, una sombra, perecía de un hombre, incluso en esta foto de hecho, se podía observar como si sonriera, en las demás fotos obtuvimos a uno de los empleados, venía corriendo desde las escaleras, pero igual detrás del, la misma sombra. Una foto que nos impacto, fue la de la hija, pues venía corriendo de su habitación, que es la que estaba más al fondo del pasillo en el segundo piso, detrás de ella se observaba a la cabeza del caballo que vimos en el patio. En dos fotos que se revelaron que tomaron los compañeros en el primer piso, lo que sería el salón de fiestas, en la parte de atrás, siendo un rectángulo, se podía observar una banda mecánica, así como transparente, en la esquina de la foto se alcanzaba a percibir, o le dimos forma de una res, colgando de un gancho. En los videos, en muchos de ellos vimos a la mujer con los parpados cosidos, se movía entre la habitación principal y el baño. Con fotos y toda la cosa, nos dirigimos con el dueño, para nuestra sorpresa cuando llegamos, nos informaron, que mientras estuvimos adentro, el señor se había suicidado, y junto con el cualquier secreto que nos oculto.
Con estas pruebas dimos el caso al clero, quien se encargo, y al parecer lo hicieron un buen trabajo, pues al parecer al día de hoy está habitada, aunque no sea cual sea el actual giro del lugar, nunca obtuvimos respuesta de que había, o que invocaron al lugar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina!