lunes, 24 de octubre de 2016

La Doble

Cuando tenia 10 años, fui a la tienda a comprar un refresco, clásico que mi papá me enviaba a comprar lo que necesitaba. En aquel entonces vivíamos en un departamento el cual estaba en el segundo piso, el acceso era solo mediante escaleras y en el primer piso había dos departamentos que normalmente siempre estaban solos pues sus dueños salían constantemente.

Corrí a la tienda, compre el refresco que me habían encargado y regrese, abrí la puerta del edificio e ingrese, comencé a subir las escaleras, cuando escuche que alguien viene bajando del piso donde estaba nuestro departamento, al voltear hacia arriba para ver quien era vi que era mi hermana la que iba bajando, ella es menor que yo, en aquel entonces tendría ella 8 años, como usualmente nos molestábamos mucho, le dije:"¿a donde vas?" y ella solo me vio y no dijo nada y nunca dejo de caminar, me enoje y le dije:"Te estoy hablando, ¿a donde vas?", sin decir nada y sin dejar de verme avanzo, paso por un lado de mi y siguió bajando las escaleras, todo sin dejar de verme, me enoje y le dije: "Ahorita vas a ver con mi mamá" y subí corriendo, pero no escuche para nada que se abriera o se cerrara la puerta del edificio.

Cuando llegue al departamento, entre y deje el refresco en la mesa e inmediatamente le dije a mi mamá, quien estaba viendo la tv: "¿A donde fue mi hermana?", ella como estaba distraída con lo que estaba viendo, me dijo: "¿Qué?", yo le repetí: "Que ¿a donde fue mi hermana?" y molesta me dijo: "¿Como que a donde fue?, a ningún lado, ahí esta" cuando voltee a ver a donde señalaba la vi ahí sentada jugando con unas muñecas.

De inmediato yo le dije que la había visto bajar y que inclusive le hable y no me respondió, pero no me creyó y me tomo de loco, pero no olvido que con exactitud vi el rostro, la fisonomía de mi hermana en aquello que vi que iba bajando y no me hablo, solo me vio fijamente, ahora tiempo después cuando lo analizo, pienso que la mirada que me aventó aquel día ese ser que no tengo idea de que era, fue fría, con cierto aire de malicia y hoy pienso, que bueno que no me hablo, que bueno que no hice por tomarlo y obligarlo a decirme a donde iba...

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina!