lunes, 16 de mayo de 2016

Los Chiquinni

Existen como en casi todas las leyendas, diversas historias sobre los Chiquinní, pequeños seres semejantes a los aluxes, pero llamados comúnmente malos vientos. Se cree por tanto, que los Chiquinní son espíritus demoniacos que habitan los bosques, aterrorizando a los campesinos, pero también se dice que son niños descarnados, que producen enfermedades a quienes osan despreciarlos en los juegos y siempre van acompañados de ráfagas de aire frío.

Si los aluxes eran temidos por los mayas, no por ser seres malignos sino por ser semidioses o espíritus, no es raro el esperarce que hayan sentido pavor para los Chiquinní, que no solo son portadores de malos augurios, sino que son los mismísimos hijos de Ek-Chua, dios del infierno, el satanás maya.

Para los abuelos de Campeche, las enfermedades, pestes y muertes, eran consecuencias de haber despreciado a un Chiquinní. Así que si un día vas por algún bosque de Campeche y encuentras a un niño saltando entre los arbustos, al tiempo que sientes un aire frío, huye inmediatamente pues seguro es un Chiquinní.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina!