viernes, 26 de febrero de 2016

La casa de Coyoacan segunda parte!

Bueno eh aquí la segunda parte!!
Pues bien decidimos iniciar la investigación en la casa, pero cual fue nuestra sorpresa al saber que una trabajadora social se uniría a ella, ya que estaba segura que la mamá golpeaba a los niños y por ende la niña pequeña decía no recordar nada, incluso intuía que tenía pareja, y que tal vez era la cómplice de la pareja. Digo yo se que en México esto casi no se ve, pero bueno… pues comenzamos a colocar las cámaras, las grabadores de sonido etc. Una tía abuela de la mamá se iba a hacer cargo de la casa y la niña menor, mientras su hija estuviera en el hospital, lo cual de alguna forma nos dificulto la colocación del equipo, ya que según la tía, lo único que queríamos era espiar a la niña menor, incluso nos tacho a algunos de homosexuales, al decir que queríamos espiar al chico de 21 años mientras se bañaba. Nos acercamos a la mamá, la cual hablo con su tía, para permitir que nuestra investigación prosiguiera, antes de irnos nos detuvo, “esperen, hay algo en esa casa, cuando yo la gané el juicio, cuando llegue y la abrí me encontré con todas las paredes pintadas con muchas groserías, con letras negras y rojas, por todos lados, había un sótano, en el había un figura extraña pintada con blanco, yo mande lavar el sótano y lo selle para que los niños no vieran eso, por favor saquen lo que sea que este en esa casa.” 


Nos dio la localización del sótano, pero decidimos dejarlo cerrado por ahora, si había algo ahí encerrado, por el momento era mejor que ahí se quedara. Colocamos el equipo en las partes donde más se registraban los problemas, le pedimos a la tía que durmiera con la niña menor, pero la trabajadora social se negó, e incluso dijo querer ser parte de la investigación, ya que nos creía unos torpes, inútiles que no queríamos ver la verdad, así que al final de discusiones y tontería y media se decide que ella se quedara a dormir en la misma habitación que la niña. Esa noche, algunos montaron guardia observando todo lo que sucedía en la casa, un para psíquico, del cual ya les hable, daba rondas por la casa con su pendiente. Durante las primeras horas de la noche no sucedió nada, pero cuando el reloj marco las 3 a.m., se escucho a una mujer cantar, cantaba bajo, incluso no le podíamos entender a la letra de la canción, repentinamente en las cámaras de la habitación de la niña aparece una mujer a los pies de la cama en donde dormía la trabajadora social, yo y otros compañeros incluido el para psíquico, corrimos a la habitación, según el debíamos hacer contacto con la mujer, pero al llegar a la puerta se cerro de un golpe impidiendo que pudiéramos entrar. En las cámaras la mujer no hacía nada, solo acariciaba la cabeza de la niña pequeña. Fuimos por una vela y algunos accesorios que nuestro compañero traía consigo, trato de hacer contacto con la energía que rodeaba al cuarto, pero la reacción fue negativa algo arranco su pendiente del cuello y como flecha lo aventó a un espejo tipo cuadro que adornaba la pared de enfrente, clavando y rompiéndolo, pero no en pedazos, solo lo estrello en donde la flecha se estrelló. Al poco la mujer se fue. Entramos al cuarto, pero ya no había muestra de nada. Al día siguiente mostramos el video a la trabajadora, pero nos acuso de mentirosos y manipuladores, e incluso dijo que levantaría cargos en contra de nosotros por haber dañado propiedad privada… muy en mis interiores (pinche vieja infeliz, ya me tenía hasta la punta de la /#”&”% ). En el cuarto del joven no había ocurrido nada.

Decidimos observar una segunda noche, antes de abrir el sótano, a las 3 a.m. inicia la canción una vez más, pero esta vez estábamos preparados, habíamos colocado un crucifijo bendecido en la puerta de la habitación. Como fue se para a un lado de la niña y comenzó a acariciar su cabello, intentamos entrar de nuevo a la habitación y una vez más se nos cerró la puerta, pero esta vez nos fue posible abrirla, pero no había nada, sin embargo según el cuarto de cámaras ahí seguía, nuestro compañero la podía ver, se acerco y le pregunto sobre sus intenciones, sobre el porqué lo ataco, la mujer de espaldas emitía una suave voz, aunque difícil de entender, “no, lejos, peligro” repentinamente, se escucho un horrible grito de ella, la trabajadora se levanto de un susto, la mujer cogió a la niña y salió corriendo con ella, tratamos de seguirla pero escuchamos otro grito detrás de nosotros, la cama en donde estaba durmiendo la trabajadora comenzó a vibrar, hasta tirarla, muchas sombras comenzaron a rodearla, podíamos ver como la golpeaban, la lastimaban, nuestro compañero corrió a la puerta arranco el crucifijo y se acerco gritando “por el poder de Cristo, les ordeno de larguen, fuera!!!!” fue repelido por una fuerza, pero las sombras se fueron después de eso. La mujer salió llorando y gritando de la habitación, la niña está sentada en la sala, la tía y el hermano también se levantaron al escuchar tanto ruido. Mientras ellas platicaban y se consolaban, comenzamos a revisar los demás segmentos de las cámaras, en la sala pudimos observar como la mujer que había cargado a la niña había corrido a la sala y la tenía abrazada mientras todo esto sucedía, en otra grabación pudimos observar al espejo, que la flecha había roto, como si se estuviera incendiando, envuelto en llamas. 
Al día siguiente después de una plática en grupo y la pocas pruebas que teníamos, decidimos que debíamos abrir el sótano, y averiguar que había en el, además una parte de nuestro grupo debía investigar ese espejo. Decidimos llamar a un pastor y a un sacerdote (cristiano y católico, para los que crean que es lo mismo). Al pastor ya que los cristianos tienen ciertas creencias, pues para ellos no existen los fantasmas, todos son demonios. Y al sacerdote ya que requeríamos de una opinión al mismo tiempo abierta. Al pastor lo llevaríamos al sótano, al sacerdote al espejo.
Pues bien ya con la autorización de la dueña, la mamá, contratamos unos albañiles que abrirían el sótano, una vez que tumbaron la pared que cerraba el camino a la puerta, un aire helado, con un olor extremadamente fétido salió. Un poco renuentes decidimos abrir la puerta y bajar, al abrir la puerta se escucho una horrible carcajada como tipo película de terror con bajo presupuesto, nuestro compañero (al decir nuestro compañero me estoy refiriendo al para psíquico) nos dice, “creo que ahora si, ya lo dejamos salir…..” el pastor termina la oración diciendo “lo cual no puede ser bueno” al bajar, y encender la luz todas las paredes estaban pintadas con muchas palabras, entre las cuales las más que resaltaban eran groserías, y vaya que había muchas para escoger, y al fondo de la habitación….

Creo que ya me extendí mucho una vez más, pronto, la tercera parte XD y el desenlace.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta pagina!